• Efecto Mcguffin

POR QUÉ LA AUSENCIA DE UN CONTENIDO RICO EN EL PLAN DE ESTUDIOS PERJUDICA MÁS A LOS NIÑOS POBRES

Claro y directo: Sabemos de hace mucho tiempo que una pobreza de vocabulario menor en el hogar en la infancia, junto a cambios de centro escolar, tienen unas consecuencias devastadoras para el buen desarrollo del alumno. La escuela es, muchas veces, la última oportunidad de rescatarles de un entorno pobre en lo cultural (y también en lo económico, aunque lógicamente ahí ya no podemos llegar). Pero renunciar a lo primero, que es lo que nos constituye desde las bases como escuela, es directamente condenarles. Para muestra, un botón en este documento de hoy: "Why the Absence of a Content-Rich Curriculum Core Hurts Poor Children Most".



gif


La comprensión lectora de alto nivel depende de una base sólida de conocimientos previos y vocabulario. Sin estos bloques de construcción, además de fuertes habilidades de decodificación, los niños no pueden convertirse en buenos lectores comprensivos. No podrán comprender los textos de la escuela secundaria, obtener buenos puntajes en exámenes similares al SAT o tener éxito en la universidad o en una carrera. El conocimiento y el vocabulario son importantes para la mente de todos los niños. Pero la evidencia es clara: los niños que provienen de hogares menos educados y menos ricos, dependen especialmente de las escuelas para impartir este conocimiento crítico, ya que es poco probable que lo adquieran en casa.


Si las escuelas pueden impartir este conocimiento de forma acumulativa a través de un núcleo curricular rico y común grado a grado, - donde cada maestro pueda construir sistemáticamente sobre el conocimiento y habilidades enseñadas por los anteriores maestros - los niños de hogares menos ricos en vocabulario disfrutarán y se beneficiarán del tipo de plan de estudios que a menudo se ofrece solo a los niños más favorecidos. Y cuando los niños pasen de una escuela a otra, no se enfrentarán a una plan de estudios totalmente nuevo, además de todo lo que es nuevo para ellos.



1. Los niños de 3 años de hogares de bajos ingresos escuchan y usan menos de la mitad de las palabras de sus compañeros más favorecidos.


NOTA: Las diferentes palabras de los padres se promediaron mediante observaciones en el hogar, cuando los niños tenían entre 13 y 36 meses de edad.

Las diferentes palabras de los niños se promediaron sobre las últimas cuatro observaciones en el hogar entre los 33 y 36 meses de edad.

Fuente: Hart, B. y Risley, T. (2003). "The Early Catastrophe", American Educator, Primavera.



2. Los niños de familias en riesgo ingresan al jardín de infantes atrasados en

lectura y luego se atrasan aún más


NOTA: Los factores de riesgo incluyeron la pobreza, el lenguaje en el hogar, la educación más alta de la madre y vivir en un hogar monoparental. La evaluación no se administró en 2001.

Fuente: Centro Nacional de Estadísticas Educativas (2004). Desde el jardín de infancia hasta el tercer grado: Experiencias escolares para niños principiantes. Washington, DC: Departamento de Educación de EEUU.




3. Cambiar de escuela perjudica el rendimiento de los estudiantes.



4. Los niños pobres son los que más cambian de escuela.





0 comentarios