top of page
  • Foto del escritorEfecto Mcguffin

TOMAR APUNTES: ¿MEJOR EN DIGITAL O A MANO?



Seguimos con esta serie de artículos dedicados a la influencia de lo digital en nuestro entorno educativo, centrándonos esta vez en la escritura, concretamente en la toma de apuntes. ¿Hay diferencia entre tomarlos a mano (con bolígrafo, por ejemplo) a hacerlo mediante algún tipo de dispositivo digital o app?


Hay que dejar claro que la controversia sigue vigente y que, a pesar que parece que generalmente la opción clásica suele "ganar" a la más moderna, muchas veces estas ventajas no son realmente significativas, como sucede, por ejemplo, en este estudio. En él, los autores resumen diciendo:


Muchos estudiantes usan portátiles para tomar notas en las clases, pero ¿su uso afecta al rendimiento de las pruebas posteriores? En una investigación de alto perfil que comparó la escritura en papel con la escritura en el teclado de una computadora portátil, Mueller y Oppenheimer (Psychological Science , 25 , 1159–1168, 2014 ) concluyeron que tomar notas a mano es superior. Realizamos una réplica directa de Mueller y Oppenheimer (2014) y ampliamos su trabajo al incluir grupos que tomaban notas usando eWriters y que no tomaban notas. Algunas tendencias sugerían una superioridad manual; sin embargo, el desempeño no difirió consistentemente entre ningún grupo (experimentos 1 y 2), incluido un grupo que no tomó notas (experimento 2). Las diferencias de grupo se redujeron aún más después de que los estudiantes estudiaran sus notas (experimento 2). Un metanálisis (que combinó repeticiones directas) del rendimiento de la prueba reveló efectos pequeños (no significativos) que favorecían la escritura a mano. Según los resultados actuales y otras pruebas disponibles, parece prematuro concluir qué método es superior para mejorar las funciones de toma de notas.


Dos años más tarde, en 2021, un equipo de investigadores japoneses, entre ellos el profesor Kuniyoshi L. Sakai, sacaba otras conclusiones al respecto en este otro estudio:


Queda por determinar cómo las diferentes entradas para la codificación de la memoria, como el uso de cuadernos de papel o dispositivos móviles, afectan los procesos de evocación. Comparamos tres grupos de participantes que leían diálogos en horarios personales y anotaban las citas programadas en un calendario utilizando un cuaderno de papel (Nota), una tableta electrónica (Tableta) o un teléfono inteligente (Teléfono). Después del período de retención de una hora, incluida una tarea de interferencia, probamos la memoria de reconocimiento de esas citas con preguntas presentadas visualmente en una tarea de evocación, mientras se escaneaban con imágenes de resonancia magnética funcional. Obtuvimos tres resultados principales. En primer lugar, la duración de escribir horarios fue significativamente más corta para el grupo de notas que para los grupos de tabletas y teléfonos, y la precisión fue mucho mayor para el grupo de notas en preguntas más sencillas. Debido a que los métodos de entrada se equipararon tanto como fue posible entre los grupos de Notas y Tabletas, estos resultados indican que los procesos cognitivos para el grupo de Notas fueron más profundos y sólidos. En segundo lugar, las activaciones cerebrales de todos los participantes durante la fase de recuperación se localizaron en el hipocampo bilateral, el precúneo, las cortezas visuales y las regiones frontales relacionadas con el lenguaje, lo que confirma la participación de los procesos de recuperación de la memoria verbalizada para las citas. En tercer lugar, las activaciones en estas regiones fueron significativamente más altas para el grupo de notas que para los grupos de tabletas y teléfonos. Estas activaciones mejoradas para el grupo Note no pudieron explicarse por las cargas cognitivas generales o la dificultad de la tarea, porque el desempeño general de la tarea fue similar entre los grupos.


No tenemos la más mínima duda que ese tipo de investigación seguirá proliferando y mejorando a lo largo de los próximos años, con lo que conseguiremos tener una visión cada vez más certera sobre estas cuestiones, pero de lo que no hay duda es que, mientras tanto, la prudencia debería ser nuestra compañera más fiel en la toma de ciertas decisiones en el aula o el claustro por lo que respecta a lo digital. Es muy probable que en un futuro dominemos los entresijos que saquen el máximo partido a ese enfoque, minimizando los "contras" y potenciando los "pros", ya que lo lógico será que el diseño de los programas y apps vaya en esa dirección. Solo la buena investigación científica de calidad irá encendiendo luces por el camino.

0 comentarios

Comentarios


bottom of page