• Efecto Mcguffin

PRINCIPIOS DE ROSENSHINE (6): ENTREGAR APOYO EN LAS TAREAS DIFÍCILES.

Actualizado: 31 oct



*Gracias a Mónica Álavarez, Josep Meseguer, Andrés Rivera, Xavier Morell y Antonio Iván Rodríguez por su inestimable colaboración para la elaboración de este artículo.


Vamos hoy a desarrollar el que, siguiendo el decálogo de Rosenshine, es el principio 8: Entregar apoyo a nuestros alumnos en aquellas tareas donde entendamos que lo necesitan. A eso le llamamos andamiaje y, cual andamio real, nos va a servir para ayudar a construir el aprendizaje de nuestros alumnos, pero con la meta de que alcancen el objetivo final, que es el de la práctica independiente, por lo que inevitablemente ese andamiaje inicial deberá ir desapareciendo a medida que nuestros discentes vayan avanzando.


La idea aquí, por una parte, está en volver al principio 4 , que era el de entregar modelos. Esos mismos modelos de los que hablamos, y de los que pusimos varios ejemplos (ahí está explicada, sin ir más lejos, una secuencia detallada de cómo trabajar los esquemas en clase) , van a resultar un perfecto andamiaje para el inicio del camino. También incluiremos los ejemplos de años anteriores de los que hablábamos en ese mismo artículo, con el objetivo de que el alumno pueda comparar, identificar e ir interiorizando aquellos aspectos de un buen trabajo, así como todos aquellos que debe evitar.


En el andamiaje hay otro punto más que interesante de resaltar: la anticipación de errores. Es importante no confundir este aspecto con el de que los alumnos puedan o no puedan cometer errores durante su práctica; de hecho, que cometan errores es bueno para el aprendizaje y debe formar parte ineludible de su proceso personal. A lo que se refiere Rosenshine es a los muchos malentendidos y malas interpretaciones que pueden formar nuestros alumnos en sus esquemas mentales y que un maestro experto conoce de antemano. Vamos a poner algunos ejemplos que nos podemos encontrar en el aula:


- Primero, un pequeño listado de andamiajes clásicos que parece que siempre estuvieron ahí: Cuando reseguimos con el dedo por debajo las palabras que vamos leyendo al alumno; cuando les cogemos la mano para ayudarles a hacer determinados trazos; las propias pautas de escritura; cuando anotan las que llevan en una suma, resta o multiplicación, cuando cuentan con los dedos al realizar una operación...


- Cuando resuelven una potencia como esta:

Como sabéis, el resultado (8) va a cambiar a 6 por el simple error de multiplicar la base por el exponente, en vez de desarrollar la operación 2x2x2. Ese error tan frecuente podemos anticiparlo, mostrarlo durante la explicación de cómo resolver potencias y animar a los alumnos a hacer el desarrollo de esa potencia antes de anotar el resultado. Ese desarrollo puede desaparecer con el tiempo para dejar de ser imprescindible una vez hayan interiorizado, comparado y diferenciado el cálculo de potencias respecto a una simple multiplicación de factores.


- Cuando en una multiplicación de dos o más cifras los sumandos resultantes no se colocan debidamente y lo que deberían ser decenas se escriben debajo de las unidades y así sucesivamente...





--ASÍ NO ASÍ SÍ --






- Cuando confunden la palabra "la" como un artículo cuando actúa como pronombre:


María se la compró.


Debemos haber cimentado bien antes los conceptos de sustantivo y verbo al menos, para poder determinar a qué tipo de palabra acompaña esa "la". Analizando y comparando podemos identificar adecuadamente esa partícula.


- Anticipar errores ortográficos a partir de normas universales de ortografía*:


* bra bre bri bro bru

* bla ble bli blo blu

* Uso de las mayúsculas

* ca que qui co cu

* ga gue gui go gu

* ...

Otra manera de trabajarlo es mostrar palabras en pantalla y que decidan si están bien escritas o no. Otras veces son oraciones con algún error ortográfico escondido que deben identificar. Un juego sencillo y eficaz que les pone en "modo alerta" respecto a la ortografía de una manera amena y desafiante.


* A ese respecto tenemos un pacto en el aula. Todas las normas ortográficas que sean universales, es decir, no contengan ningún tipo de excepción (¡a veces parece más larga la lista de excepciones que la del resto que sigue la norma!) son de obligado cumplimiento. Con las normas que contengan excepciones, también hacemos excepción y no las consideramos como "graves". Les supone un buen reto personal y grupal, y al final no son tantas las que deben interiorizar, pues van saliendo continuamente y unos se van corrigiendo a los otros. Pruébenlo. Más vale poco y bien que mucho y mal (la memoria de trabajo y sus limitaciones ¿recuerdan?).


- El clásico malentendido acerca de qué es lo que provoca las estaciones en nuestro planeta (y no es la distancia del Sol).


- El malentendido de que los seres humanos solo tenemos 5 sentidos (gusto, vista, oído, olfato y tacto).


- El gran Josep Meseguer nos habla de cómo realiza este andamiaje en su aula para su trabajo en asignaturas de Grado Superior de Desarrollo de Aplicaciones Web. Aunque aquí hablamos de un contexto ya más adulto, que poco tiene que ver con Primaria o ESO, ya que de aquí van directos al mundo laboral, Josep lo tiene claro:

"Las asignaturas de programación tienen una carga cognitiva muy importante, trabajamos mucho la algoritmia para poder encontrar solución a problemas reales, y por tanto se precisa de comprensión lectora, razonamiento lógico, una base matemática y cierta capacidad de abstracción, más una buena capacidad de razonamiento crítico, paciencia y esfuerzo pues es duro mentalmente. Vamos, todo lo que ahora no estamos fomentando, iba a poner un guiño, pero no me hace tanta gracia porque lo vivo cada día, Menos mal que los jóvenes son increíbles!

Por todo lo anterior preparo concienzudamente los contenidos, actividades y controles. Elaboro los documentos teóricos que sirven de base documental, proporcionando contexto, conocimientos que aplicaremos, otros a nivel conceptual, y ejemplos para entender su uso.


Los documentos se explican oralmente en clase y nos apoyamos en los ejemplos, pidiendo participación para evaluar si se están entendiendo, y empezar a corregir algunos problemas que se detecten en la introducción. Esta fase debe ser corta porque la atención no va a durar mucho.

Para preparar la actividad se realizan nuevos ejemplos prácticos similares a las tareas de la actividad, donde yo dirijo las acciones, explicando la lógica mientras se ven aplicados sus efectos, cometemos errores a posta para ver sus efectos y mostramos el porqué del qué. El alumnado lo hace a la vez que yo, y se les anima a probar cosas, aunque no haya mucha motivación ;)"

- También Xavier Morell, maestro de Educación Física y primaria, nos hace llegar 2 ejemplos sencillos que utiliza para relacionar ideas y conceptos:


"El primero, listado de palabras clave en grupos ccoperativos o gran grupo para que después lo trabajen de manera individual.

El segundo, introducir el redactado de la primera oración (solo una parte) para que desarrollen el resto del texto."


- Andrés Rivera, twitero imprescindible donde los haya, nos hace llegar su experiencia con el andamiaje en su clase de Educación Física en primaria:


"Para trabajar la posicion básica en anillas, éste es un ejercicio que solo se puede enfocar siguiendo unas pautas que modelo con mi ejemplo mientras las explico y que deben seguirse al pie de la letra para mantener adecuadamente el equilibrio durante la ejecución: primeramente, hay que sostener la mirada al frente, pues mirar hacia abajo nos destabilizará seguro. Luego, los codos y los brazos deben estar fuertemente pegados a los muslos y con ello, también los hombros debemos hundirlos abajo todo lo que podamos, con el control de las escápulas.


Después de la explicación y el modelaje, los voy aupando para que alcancen las anillas y, a partir de ahí, voy dando feedback uno por uno sobre qué pasos de los anteriormente explicitados están realizando correctamente o no. Al final es que entiendan por qué unos logran mantenerse equilibradamente en las anillas y por qué otros no lo consiguen. Al realizar los cambios pertinentes en aquellas malas ejecuciones, los alumnos consiguen el objetivo."


Cualquier aspecto que nuestra experiencia nos haga prever que puede generar un conflicto o error de concepción, análisis, formulación o ejecución en el alumno, merece ser puesto como ejemplo de qué no hacer en medio de la explicación pertinente por parte nuestra.


Otro aspecto a mencionar es la posibilidad de crear guiones de acción o bases de orientación para, por ejemplo, trabajar la comprensión lectora o escribir un texto. Esos guiones los hacemos entre todos. Cada alumno tiene uno imprimido y pegado en la libreta para ir anotando y siguiendo los pasos pertinentes para seguir unos mínimos criterios de calidad. Una lista de verificación final puede servir perfectamente para que el propio alumno evalúe su ejecución durante la tarea y corrija, edite o mejore el resultado.


- Mónica Álvarez Ganado, maestra de primaria y autora del magnífico libro "La brigada mariposa", explica en el twitter que para hacer el "writing" en inglés, su proceso de andamiaje se basa en dar un texto modelo y una lista de cotejo elaborada a partir de la rúbrica con que se va a evaluar. Seguidamente marca en el texto de ejemplo elementos relevantes para cada bloque (content, organisation and language para nivel A2, añadiendo communication achievement a partir de B1). Así, los alumnos pueden comparar su producción con los ítems de la lista y también con el texto de ejemplo.

Aquí teneis el documento que la propia Mónica generosamente ha compartido para este artículo y en el que tenemos la lista de cotejo y el ejemplo.

Sample email and checklist compartir
.pdf
Download PDF • 91KB

- Antonio Iván Rodríguez , futuro e inmediato maestro y al mismo tiempo entrenador de baloncesto, no quiso perderse la fiesta con los ejemplos de andamiaje, por lo que le estoy, como siempre, agradecido. El deporte es siempre un maravilloso mundo desde el que sacar magníficos ejemplos de andamiaje como el que nos explica Iván:


"Para realizar el trabajo del aro pasado a canasta, en primer lugar, se explica y se muestra a la vez (puede ser por mi parte, mostrando un vídeo corto o a través de un jugador de vía rápida) y de forma secuenciada las pautas a seguir (bote de aproximación al aro, dar los pasos de inicio a entrada a canasta con mayor proximidad al aro, girar el cuerpo, golpe de muñeca, proteger la finalización con la mano contraria a la de lanzamiento…).


En segundo lugar, usamos los conocimientos previos que ya tienen en relación a la entrada a canasta básica para ir uniendo los nuevos movimientos o gestos técnicos que deben llevar a cabo para que vayan adquiriendo las habilidades necesarias que les permita ejecutar correctamente el aro pasado.


Como casi en cualquier ecosistema de aprendizaje, hay quienes avanzan más rápido que otros. Por lo tanto, se disponen de tres vías de enseñanza-aprendizaje: lenta, natural y rápida. También, se anticipan posibles errores como, por ejemplo, inicio de los pasos lejos del aro, amplitud reducida de los pasos, dificultad visoespacial a la hora de girar el cuerpo respecto al aro, no levantar la cabeza para mirar el aro, etc.

Uno de los objetivos principales es proporcionarles situaciones que se ajusten a sus capacidades y habilidades, así como de ejercicios donde vayan teniendo éxito, entendiendo como proceso ineludible el ensayo-error como algo natural y necesario para aprender y mejorar. Y, por supuesto, algo que considero diferencial, aportar feedback efectivo durante y después de la ejecución del gesto técnico y los movimientos."


Como Antonio Iván, además de un crack, es de una generosidad y entrega apabullantes, también nos comparte una ficha donde se plasma y se recoge todo lo comentado:




Ya que antes nombramos la comprensión lectora, un buen ejercicio de andamiaje y que llevo a cabo a veces es el de que, a partir de una lectura, sean los propios alumnos los que escriban las preguntas, con lo que es otra manera diferente (y divertida) de poner en juego su comprensión del texto.


Estos (y más ejemplos que iremos añadiendo al artículo a medida que recibamos más aportaciones al respecto) serían unos buenos ejemplos de andamiaje. Eso sí, no olviden la que es una de las características propias de este principio: hay que ir retirándolo paulatinamente hasta hacerlo desaparecer una vez el estudiante haya interiorizado todos esos pasos y los lleve a cabo mediante una práctica independiente eficaz y exitosa.



0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo