top of page
  • Foto del escritorEfecto Mcguffin

MEMORIZAR vs COMPRENDER

Yana Weinstein es profesora asistente en la Universidad de Massachusetts, Lowell. El objetivo general de su investigación es ayudar a los estudiantes a aprovechar al máximo su experiencia académica. Sus intereses de investigación de basan en mejorar la precisión del rendimiento de la memoria y los juicios que hacen los estudiantes sobre sus funciones cognitivas. Una de las webs imprecindibles donde escribe es http://www.learningscientists.org y es en ella donde se plantea la pregunta de qué es mejor para el aprendizaje, si memorizar o comprender. Su respuesta quizás os sorprenda tanto como a mi y quizás también os lleve a nuevas reflexiones y matices en la cuestión.


Esta publicación continúa una serie de publicaciones sobre el valor de la memoria. Hoy continúo con este tema analizando un artículo de la década de 1990 (1) que defiende la importancia tanto de la memorización (es decir, el aprendizaje de memoria) como de la comprensión. El artículo que encontré, titulado "La intención tanto de memorizar como de comprender: ¿otro enfoque del aprendizaje?", describe primero una literatura anterior que distinguía entre dos enfoques del aprendizaje. De acuerdo con esta literatura más antigua (2) , los estudiantes abordan el aprendizaje de una de estas dos maneras: ya sea de una manera superficial y utilitaria, queriendo solo memorizar tanto como sea posible para aprobar los exámenes; o de una manera más profunda y significativa, queriendo comprender el material y relacionarlo con sus vidas personales. Una cita de la explicación de este enfoque de aprendizaje "profundo" realmente me gustó:

Usando un enfoque profundo, el estudiante tiene la intención de comprender. La información puede ser recordada, pero esto se ve como un subproducto casi no intencional. (pág. 343)

Al leer esto, tuve un momento de "ajá". Me hizo darme cuenta de qué hablan los maestros cuando dicen que quieren que sus alumnos aprendan a través de la comprensión, en lugar de la memoria. Cuando escucho eso, a menudo me sorprendo porque lo escucho como una negación de la importancia de la memoria como proceso, mientras que no creo que haya otra forma de demostrar el aprendizaje que no sea codificando y recuperando desde la memoria. Pero no es que las personas no crean que la memoria sea importante o necesaria, sino que más bien creen que la comprensión conducirá naturalmente a la formación de recuerdos, sin ningún esfuerzo para memorizar cosas específicamente y practicar el recuperarlas. Mientras escribía esta publicación, compartí la cita con la Dra. Jen Coane, que también estudia la memoria. Su respuesta fue "Pero realmente recordar (y saber) es un trabajo duro". Esto nos lleva al objetivo principal del artículo: el autor propone un enfoque híbrido, donde el desarrollo de la comprensión tiene lugar junto con la codificación intencional y el fortalecimiento de la información en la memoria.


La evidencia de este enfoque se cita principalmente de los sistemas educativos asiáticos, incluidos Hong Kong, China y Japón. El autor destaca el punto muy importante de que estos sistemas a menudo se caracterizan erróneamente en Occidente como basados ​​en gran medida en la memorización pasiva y memorística. Pero basándose en estudios que incluyeron una observación cuidadosa de las técnicas de enseñanza utilizadas en estos sistemas educativos, el autor concluye que en realidad se basan en un enfoque híbrido de comprensión/memorización. Este enfoque puede ir en dos direcciones. Una versión es desarrollar la comprensión, seguida de la memorización. En este enfoque, los estudiantes desarrollan una comprensión profunda del material (a través de lo que podríamos llamar elaboración), y luego los estudiantes practican esa información para que puedan recordarla con precisión (a través de lo que podríamos llamar práctica de evocación). Sin embargo, es importante tener en cuenta que alentamos a los estudiantes a usar la práctica de evocación de una manera significativa y elaborada en lugar de "solo" para la memorización .


Una versión alternativa del enfoque híbrido es que los estudiantes primero memoricen alguna información y luego, con el tiempo, lleguen a comprenderla cada vez más profundamente. Aunque este ejemplo no se usa en el artículo, inmediatamente pensé en las tablas de multiplicar. Existe un gran debate en la enseñanza sobre si los niños deben o no memorizar las tablas de multiplicar. Brevemente, quienes argumentan en contra sostienen que esto es una memorización sin sentido y no conduce a la comprensión (3) , mientras que quienes argumentan a favor sostienen que disminuye la carga de la memoria de trabajo para que los estudiantes puedan concentrarse más tarde en matemáticas más avanzadas sin tener que realizar tareas adicionales de operaciones mentales para multiplicar números (4). Por ejemplo, si quiere enseñarle a un niño cómo "resolver la x" y la ecuación que le da es 12 x = 144, podría concentrarse en resolver la ecuación (es decir, reorganizarla a x = 144/12), en lugar de que laboriosamente haga la aritmética. Cuando los niños son capaces de resolver estas ecuaciones, entienden más acerca de cómo funcionan los números. En este caso, se puede decir que la memorización antecedió a la comprensión.



Referencias:


(1) Kember, D. (1996). The intention to both memorise and understand: Another approach to learning? Higher Education, 31, 341-354.


(2) Biggs, J. (1987). Student approaches to learning and studying. Melbourne: Australian Council for Educational Research.


(3) Smith, S. Z., & Smith, M. E. (2006). Assessing elementary understanding of multiplication concepts. School Science and mathematics, 106, 140-149.


(4) Lee, K., Ng, E. L., & Ng, S. F. (2009). The contributions of working memory and executive functioning to problem representation and solution generation in algebraic word problems. Journal of Educational Psychology, 101, 373-387.


0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page