top of page
  • Foto del escritorEfecto Mcguffin

EL CONOCIMIENTO PREVIO PREDICE EL APRENDIZAJE DE LA NUEVA INFORMACIÓN

Podríamos afirmar, sin miedo alguno a equivocarnos, que el estudio al que hacemos referencia hoy no hace más que corroborar, por enésima vez, un aspecto que no nos cansamos de recodar: los conocimientos previos de nuestro alumnado son una pieza clave en el proceso de aprendizaje y tenerlos en cuenta, una pieza clave también en nuestro diseño de enseñanza.




Amber E. Witherby y Shana K. Carpenter, realizaron este estudio de 2021 en el que comentan

que


"Al aprender nueva información, el conocimiento previo de los estudiantes relacionado con esa información a menudo variará. Las investigaciones anteriores no han explorado sistemáticamente cómo se relaciona el conocimiento previo con el aprendizaje de información nueva y previamente desconocida."


Es por ello que el objetivo de su investigación se basó en intentar explorar esa relación para intentar explicarla y entenderla mejor. Para ello, realizaron 3 experimentos. Los dos primeros los explican así:


"Los estudiantes primero completaron una prueba de conocimientos previos sobre dos dominios (fútbol y cocina) y luego aprendieron nueva información de estos dominios respondiendo preguntas y recibiendo comentarios. Los estudiantes también emitieron un juicio de aprendizaje para cada uno. Para garantizar que el aprendizaje fuera nuevo (es decir, previamente desconocido) para todos los estudiantes, la información por aprender era falsa. Por último, los estudiantes completaron una prueba final sobre las mismas preguntas de la fase de aprendizaje. El conocimiento previo en cada dominio se relacionó positivamente con el nuevo aprendizaje para los elementos de ese dominio pero no del otro dominio. Por lo tanto, la relación entre el conocimiento previo y el nuevo aprendizaje era específica de un dominio, al que nos referimos como el efecto de enriquecerse. "


Una vez más, nos hallamos ante el "Efecto Mateo", mediante el cual los estudiantes ricos en conocimientos cada vez son más ricos y los pobres cada vez más pobres. Además nos encontramos con el escollo de que entrenar o mejorar en algo propio de un dominio nos mejorará probablemente en eso, pero no nos hará mejorar en otros aspectos que no sean de ese mismo dominio. Realmente entendemos poco acerca de cómo el conocimiento puede influir en el nuevo aprendizaje. Pongamos por ejemplo, si un estudiante ya tiene cierta comprensión de la percepción gustativa ¿adquirirá más fácilmente nuevos conocimientos de información todavía no aprendida sobre percepción auditiva?


Mediante el experimento 3 intentaron encontrar alguna razón que explicase el por qué de esa relación entre conocimiento previo y nuevo aprendizaje y para ello se conminó a los alumnos participantes a calificar su curiosidad por aprender cada elemento antes de recibir la retroalimentación pertinente. ¿Cuál fue la conclusión?


"Básicamente, los juicios de curiosidad de los estudiantes mediaron la relación entre el conocimiento previo y el nuevo aprendizaje. Estos resultados sugieren que para los estudiantes con altos conocimientos, la curiosidad puede estar relacionada con mecanismos basados ​​en la atención que aumentan la efectividad de la codificación durante la retroalimentación."


Así, los resultados del experimento 3 revelaron que el conocimiento previo en cada dominio predijo una mayor curiosidad por aprender nueva información en ese dominio, y esta curiosidad a su vez (para el tema del fútbol) predijo un mayor aprendizaje.


O como nos gusta decir por estos lares, aprender motiva.

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page