aprendemos mientras dormimos

Seamos sinceros: ¿alguna vez en nuestros años de estudiantes grabamos algo en un casete (cuando estos aún existían) y nos lo pusimos para dormirnos y que fuera repitiendo la lección de marras una y otra vez? Imagino que fue la pereza de grabarme lo que impidió en su momento aplicar tal técnica, pero la idea estuvo allí y recuerdo perfectamente como otros compañeros y compañeras la vendían como infalible. El sueño cumplido de todo estudiante: aprender mientras duerme, sin más esfuerzo. 

Vamos a dejar de lado que el casete ya es un objeto del pasado, de hecho con la tecnología de hoy las posibilidades de llevar a cabo tal experimento son todavía mayores, y fijémonos en la eficacia de tal técnica. La idea de hipnopedia, así se conoce el término por el cual podríamos aprender nuevos conocimientos durante el sueño, ya fue utilizada por Aldous Huxley en su archiconocido libro "Un mundo feliz" y, de hecho, el aprendizaje del sueño siempre ha sido un tema popular en la ficción. Durante la 2ª Guerra Mundial ya se llevaron a cabo experimentos buscando la posibilidad de que los agentes secretos aprendieran de manera más rápida y eficaz la lengua y los dialectos de las zonas a donde iban a ser enviados para llevar a cabo su misión de espionaje. Apasionante ¿verdad?

Los únicos en defender que la cosa funcionaba fueron los rusos, pero sus métodos científicos digamos que eran poco fiables para tal empresa. De hecho, en Occidente nunca se pudieron replicar los resultados obtenidos por aquellos y es que, una vez analizada la metodología utilizada vieron numerosos errores en ella que daba a pie a muchas más preguntas que respuestas fiables. Por poner un ejemplo, los investigadores rusos ni tan solo monitorizaron si los sujetos del estudio habían dormido o no durante la noche de la prueba.

Demos ahora una oportunidad a los anestesiados. La investigación conocida ha dado luz al hecho que, después de una operación, las personas pueden recordar cosas que se dijeron durante la operación mientras ellas estaban anestesiadas. Esa luz de esperanza se apaga pronto al constatar que estar bajo anestesia no es comparable con estar soñando, pues lo primero no llega a alcanzar la profundidad del sueño y, además, hay relativamente poca actividad cerebral durante la anestesia a causa de la inducción química, lo que la asemeja mucho más a un coma reversible.

 

Como en ciencia no hay nada definitivo, un estudio realizado por investigadores del Instituto de Ciencias Weizmann en Israel ha demostrado que hay una forma en la que puedes aprender mientras duermes. Esa forma, eso sí, tiene unas características muy cercanas al celebérrimo experimento de Ivan Pavlov y sus perros salivando, porque se trata más bien de una clase de condicionamiento clásico. Como sabéis, los perros aprendieron a asociar la hora de la comida con el sonido de la campana, salivando posteriormente solo al oír la campana. Pues bien, con las personas funciona de manera similar mientras dormimos, pero no con sonidos (eso podría despertarnos) sino con olores: Mientras dormían, los sujetos de prueba escucharon un tono, tras lo cual se liberó un aroma. Un aroma agradable siguió un tono y un aroma menos agradable siguió un tono diferente. Al día siguiente, ya despiertos, los sujetos de prueba reaccionaron a ambos tonos como si el aroma "aprendido" estuviera a punto de ser liberado. Esto significa que mientras dormían, su cerebro aprendió a asociar un tono con un olor. Por supuesto, esto no es realmente aprendizaje sino, a lo sumo, un aprendizaje de muy bajo orden al mismo nivel que el simple condicionamiento operante. Se necesita más investigación para explorar si es posible extender esto al aprendizaje real.

 

Mientras tanto, a la pregunta de si podemos aprender mientras soñamos la única respuesta viable a día de hoy es: "¡Sigue soñando!"

BIBLIOGRAFIA:

1. Bruyckere, Pedro De; Kirschner, Paul A.; Hulshof, Casper D.. Urban Myths about Learning and Education (pp. 116-117). Elsevier Science.

2. Arzi A, Shedlesky L, Ben-Shaul M, Oksenberg A, Hairston IS, Sobel N. Humans can learn new information during sleep. Nature Neuroscience. 2012;15:1460–1465.

3. Schwartz RS, Brown EN, Lydic R, Schiff ND. General anesthesia, sleep, and coma. New England Journal of Medicine. 2010;363(27):2638–2650.

suspenso.JPG